Si estás empezando una dieta cetogénica, o llevas tiempo bajo este tipo de alimentación es muy probable que hayas escuchado esta palabra.

La cetosis es un estado natural del cuerpo que se produce al alimentarse casi exclusivamente de grasas. Ocurre de manera normal al seguir una dieta baja en carbohidratos o dieta cetogénica o durante los ayunos.

La cetosis causa la producción de cetonas, estas moléculas son producidas por el hígado, a partir de la grasa y son utilizadas como energía por el cuerpo y principalmente por el cerebro, en ausencia de glucosa.

El cerebro no se puede alimentar de las grasas, por lo que necesita esta conversión en cetonas para su funcionamiento.

La manera más rápida de lograr la cetosis es a través de los ayunos intermitentes, o siguiendo una dieta cetogénica.

Hemos aprendido que el cerebro necesita glucosa para funcionar, pero esto no es completamente cierto. El cerebro quema glucosa si la consumes, pero al no consumirla su alimento principal son las cetonas, que además en períodos de ayuno, sacará de los depósitos de grasa.

Beneficios de la Cetosis

La cetosis entrega al cuerpo energía casi ilimitada por lo que se observa un incremento en el rendimiento físico y mental.

Corrige la diabetes tipo 2 debido a que para llevar a cabo esto es necesario consumir muy pocos carbohidratos

Al estar en cetosis, se reduce la sensación de hambre, por lo que facilita la pérdida de peso

Es usada hace años para el tratamiento de la epilepsia

También se ha visto beneficios en el tratamiento para la reducción del acné, corrección del síndrome de ovario poliquístico y disminución de las migrañas.

¿Cómo logro la Cetosis?

Para lograr la cetosis y sus beneficios necesitas tener bajos niveles de insulina, la hormona encargada de almacenar la grasa. Por lo tanto, para secretar bajos niveles de esta hormona es necesario mantener una dieta baja en carbohidratos. Al añadir ayunos intermitentes, como el 16/8 se logra a una mayor velocidad.

¿Cómo se si estoy en Cetosis?

Existen tres tipos de pruebas que se pueden realizar. Estas son muestra de orina, sangre o aliento.

También puedes presentar algunos síntomas como:
– Aumento de la orina: esto se produce principalmente al iniciar y generalmente produce un aumento de sed.
– Aumento de sed y boca seca
– Aliento: puedes sentir aliento “frutal” o con olor a quitaesmalte, esto es por la acetona que sale del cuerpo a través del aliento
– Aumento de energía: puedes experimentar una mayor energía tanto física como mental
– Disminución del hambre

Efectos secundarios

Al iniciar este tipo de alimentación y lograr la cetosis puedes tener algunos síntomas, denominados “ketoflu” o “resfrío”. Estos síntomas pueden ser dolor de cabeza, calambres, estreñimiento y cansancio, entre otros.

Estos síntomas suelen durar algunos días y se pueden evitar consumiendo suficiente agua y sal.

En nuestra página puedes encontrar más información sobre la dieta cetogénica y sobre qué comer en este tipo de dieta.